viernes, 2 de marzo de 2012

¿Y SI...?

La entrada de hoy quiero dedicarla a las personas que no se conforman, y que en vez de darse cabezazos contra la pared una y otra vez, se detienen al borde del camino para reflexionar y buscar una forma diferente de hacer las cosas. Las personas que se reinventan, las personas capaces de desaprender, las personas capaces de levantarse después de caer para intentarlo de nuevo. Estas son las personas que mueven el mundo.

Los profesores y la sociedad en general, podemos continuar aportando argumentos a la gran montaña de explicaciones, argumentaciones y conclusiones que explican las elevadas tasas de abandono y de fracaso escolar en España. Podemos continuar con la quema y con la cacería de los culpables. Porque además, todas estas acciones nos sirven a los profesores para justificarnos, a los padres para consolarnos y a los alumnos para acomodarse en el papel de victimas.

Pero también podemos formular la pregunta mágica, la pregunta que hace avanzar el mundo: ¿Y si…?.

Detrás de cada paso, de cada avance, de cada progreso, hay una persona o un equipo de gente que se ha planteado su correspondiente ¿y si…?, su... “¿qué pasaría si en vez de hacer lo de siempre, probaramos algo nuevo?”. Es evidente que en muchas ocasiones estos intentos desembocan en estrepitosos fiascos, que muchas veces tendremos que escuchar el "¿pero tú, dónde pensabas que ibas?", o el "¿pero tú, quien te has creido que eres?". Pero al final, el que busca, encuentra y el que intenta, consigue.

Al menos, todo esto es lo que pensé al ver el video “the fun theory”, rodado para una campaña publicitaria de Volkswagen. Es una idea que nos permite reflexionar sobre la posibilidad de abrir nuevas vías de exploración a la hora de trabajar con nuestros alumnos en clase. Hay infinitas maneras de hacer las cosas. Las nuevas tecnologías abren un campo inmenso de posibilidades metodológicas para trabajar conceptos y actitudes en el aula. No nos conformemos, no nos acomodemos, no hagamos las cosas siempre igual. Atrevámonos a soñar, a intentar hacer cosas distintas, a reinventarnos como maestros, a innovar. Abandonemos el cliche de profesor plasta del anuncio (Gutierrez, que le veo) y arriesguémonos a cautivar a nuestros alumnos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ENTRADAS RELACIONADAS:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...