martes, 19 de noviembre de 2013

LA INERCIA DEL “EFECTO MATEO”

“Pues yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; más al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”

Esta es una conocida cita bíblica que, aunque se le atribuye a Mateo, también fue recogida por otros evangelistas. De hecho esta cita aparece hasta en cinco ocasiones en el Nuevo Testamento. Aparentemente la cita se encuentra bastante alejada de los supuestos de igualdad de oportunidades y justicia social aunque, mal que nos pese, retrata con bastante fidelidad un efecto que suele darse con frecuencia en nuestras aulas.

La cita aparece en la biblia como conclusión a la llamada “parábola de los talentos”, en la que se cuenta como un hombre que debía salir con urgencia al extranjero repartió de manera desigual su dinero entre sus siervos (dando a cada cual según su capacidad, matiza el texto). De esta forma al primero le entregó cinco talentos, a otro dos y al último solo uno. Aquellos a los que dio más decidieron negociar con el dinero consiguiendo doblar sus cantidades, sin embargo, al que entregó solo uno, tuvo miedo de perderlo y decidió enterrarlo y esperar la vuelta del patrón. A su regreso los tres fueron a recibirle y le mostraron el dinero prestado más los intereses ganados. Al llegar el turno del último, el señor  enfurecido le recriminó su actitud y sentenció quitarle su única moneda para entregársela a aquel que tenía más. Y es aquí donde, a modo de conclusión, aparece la conocida sentencia.

En el campo educativo nos encontramos con alumnos que disponen de más o menos talentos (en este caso referidos a capacidades). Y aunque cada cual decide invertirlos de manera diferente suele darse la pauta común que, aquellos que más “talentos” tienen suelen aprovecharlos para hacerlos crecer, mientras los que menos tienen suelen mostrarse más precavidos, más conservadores, y no suele ser infrecuente, que acaben incluso perdiendo lo poco que tenían. Este efecto, aplicado en concreto al proceso de aprendizaje de la lectura, se le denominó en psicología como Efecto de san Mateo, que consistiría en la traslación a la práctica educativa del consabido “dinero llama a dinero”.

Aquellos alumnos con facilidad para aprender y que experimentan éxitos tempranos suelen convertirse en buenos estudiantes, buenos negociantes según la parábola, que van doblando su capital inicial, mientras que, aquellos que fruto de sus escasos talentos fracasan en la adquisición de la lectura (sería aplicable a cualquier aprendizaje instrumental), suelen iniciar una espiral descendente que les lleva a acumular decepciones en varias parcelas. Llegado el momento de la evaluación, el regreso a casa del patrón, los comentarios a pie de boletín se encargan de parafrasear la bíblica cita: “Al que tiene…”

Es por ello que la Educación debe atender a este efecto e intentar compensar su incidencia, ejercer una función correctora destinando, por ejemplo, más recursos a aquellos que más lo necesitan. Y además, este “reparto extra de talentos” debe producirse en edades tempranas, evitando así que el miedo paralice a estos alumnos y les dé por “enterrar” su único talento con tal de no perderlo. Facilitar y reforzar experiencias de éxito tempranas estimulará a los alumnos menos talentosos a abandonar esta zona de inseguridad y los animará a poner en juego sus escasos recursos para poder, como el resto de sus compañeros, disfrutar del hecho de poner su talento a producir. Con ello estaremos invirtiendo la inercia del pernicioso efecto Mateo y siendo más justos con los alumnos y... sus talentos.


¡FELIZ REFLEXIÓN!

7 comentarios:


  1. Curiosamente, hoy he comentado esta maravillosa parábola bíblica, y en los últimos dos meses, la he mencionado bastante. La biblia, se sea creyente o no, está llena de parábolas exquisitas, dignas de la mayor atención y reflexión.
    Sin embargo, mis alusiones no coincidían con las que aquí, con todo acierto expresadas. Yo aludía a la obligación moral de dar todo lo que uno pueda para recompensar lo que ha recibido de la generosa naturaleza. Por ello, me refería a otro grupo de humanos, ese que posee muchos talentos y los guarda, no por miedo a perderlos, sino por pura dejadez, inercia, abulia, gandulería.
    Este grupo que menciono, merecería perder sus talentos, para darse cuenta de que hay personas muy esforzadas en la vida, que llegan lejos gracias a su esfuerzo, y las otras, quizás se queden en la cuneta, por no reconocer algo muy simple: por mucho talento que se tenga, la vida es esfuerzo, y SÓLO a través de este se aprende a valorar con sabiduría aquello que merece o no la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente la biblia es un texto plagado de historias que invitan a la reflexión, más allá de las creencias de cada uno.
      Entiendo que son interpretaciones distintas de la parábola, una centrada más en la actitud de aquellos que son bien tratados en el reparto y la otra desde el punto de vista de aquellos no tan agraciados. Comparto contigo esa visión de cierta "obligación" en el uso de los talentos (capacidades) recibidos. Debemos aprovechar y explotar nuestro potencial como medio de realización personal o profesional.
      El "efecto mateo" como lo describe la psicología se centra en aquellos alumnos menos afortunados, menos dotados, aquellos con pocos recursos y a los que el sistema educativo generalmente no alienta a arriesgarlos.
      Con respecto a la relación entre talento y esfuerzo que propones creo que esa relación debería estar matizada por la PASIÓN, por el disfrute al llevar a la practica algo para lo que estamos dotados. Incidiría más en ese descubrir la pasión que en un esfuerzo entendido solamente como sacrificio y constancia.

      Saludos y muchas gracias por tu interesante aportación.

      Eliminar
    2. Buenas tardes, le felicito por esta gran entrada que nos invita a pararnos a pensar y reflexionar.

      Por desgracia este efecto "San Mateo" no se esta mitigando, si no que se esta incrementando con las políticas privatizadoras, la falta de recursos a una educación cada vez menos pública, unas becas que nos dicen que aumentaran pero que nadie ha visto, etc.

      La imagen que adjunta en la publicacion de "No es lo mismo IGUALDAD que JUSTICIA" no puede ser más acertada, ya que esto se confunde continuamente y muy pocos se dan cuenta de la diferencia.

      Por todo ello, creo que debemos continuar atendiendo a la diversidad que encontramos en las aulas, seguir atendiendo a cada alumno de forma individual,potenciando y optimizando sus "talentos", y dejar de actuar con el grupo como si fuera un rebaño. Hoy más que nunca es necesario que se produzca JUSTICIA.

      Un cordial saludo de Rubén Torres, un futuro Pedagogo.

      Eliminar
    3. Justicia no significa tratar a todos por igual, sino atender a cada uno en función de sus necesidades, y ello necesariamente pasa por un sistema educativo que fomente la atención individualizada, donde sea el contenido el que se adapte a las inquietudes y necesidades de los alumnos y no los alumnos al programa. Ello conlleva mayores inversiones sobre todo en personal y en formación de profesores para detectar y atender estas necesidades diferenciales. Pero no hay que olvidar que no se trata de un gasto, sino de una inversión que se rentabiliza con el tiempo. Otra cosa es que las personas con la responsabilidad de tomar estas decisiones lo vean así.

      Cuando faltan los recursos sólo queda redoblar la pasión, pero nunca darse por vencido.

      Un abrazo Rubén.

      Eliminar
  2. Me parece atinado el comentario, ya que la educación es de suma importancia me parece pertinente comentar acerca de la existencia de una fundación, no sé si la conozcas pero se llama Jaff, la cual inició una incansable labor para impulsar apoyos encaminados a mejorar la educación de muchos mexicanos, poniendo énfasis en la enseñanza y el aprendizaje del idioma inglés. En poco menos de dos años esta Fundación ha registrado uno de los mayores crecimientos en este tipo de organizaciones altruistas, sumando ya 12 sedes en 12 estados de la Republica Mexicana, en las cuales colaboran más de 6 mil miembros, integrados en diversos comités y lograron 42 eventos a beneficio en tan solo un año y medio
    La Fundación ha brindado ayuda también a jóvenes emprendedores, promueve acciones para eliminar la violencia contra la mujer, entrega juguetes a niños de familias con bajos recursos económicos e impulsa la participación de los jóvenes en actividades deportivas y culturales. Se trata de los jóvenes que somos el futuro del país.

    ResponderEliminar
  3. Genial, nosotros hemos encontrado este material y nos parece de lo mejor https://babyradio.es/premium

    ResponderEliminar
  4. Hola, soy una alumna de pedagogía de la Universidad de Murcia. Me ha parecido muy interesante esta entrada la cual te invita a reflexionar sobre la educación que tenemos. Creo que el “Efecto Mateo” debería aplicarse más a menudo, ya como según la psicología se centra en aquellos alumnos menos afortunados, con pocos recursos y a los que el sistema educativo des da un poco de lado.
    Lo felicito por esta estrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

ENTRADAS RELACIONADAS:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...